Hace unos días quedé con mi amiga de la universidad en ir a su casa a tomar el lonche, con panetón y chocolatada, pensé que se nos adelantó la navidad para nosotras, pero luego al día siguiente me llamó y decidimos salir a comer unos helados y ese mismo día acordamos en que yo iría a su casa a almorzar y de paso, a conocer su casa, puesto que en todos los años de universidad, jamás tuve la oportunidad de ir, siempre sucedía algo y pues los planes par ir a su casa quedaban estancados. Hasta ayer, que  después de mucho, pude ir a su casa.

No describiré como es porque no es necesario, quizás lo que le falta en algunas cosas, lo compensa en calor de hogar y tamaño de casa. Pues bien, llegó sábado y me alisté para llegar a su casa, la cual está a una hora de la mía tomando el autobús y era por lugares que yo no conocía; le mensajeaba durante el camino con bromas sobre mi ubicación y que por momentos sentía que ya había salido de la ciudad.

Llegué al paradero y ella me estaba esperando, antes de ir a su casa, pasamos por una panadería para comprar algunas rosquitas y galletitas, después de eso nos dirigimos a su casa y ahí conocí a su tío y a su papá, saludé a su mamá (a quien ya conocía) y después de un rato nos sentamos en la mesa para comer; días antes la mamá me había preguntado qué es lo que quería para almorzar y le dije que un “lomo saltado” estaría bien. Tuvimos una platica un tanto divertida sobre distintas cosas como Dios, los animales y sus pelusas entre otras cosas, creo que todo eso duró como unas 2 horas entre la comida y la plática. Al terminar nos pusimos a ver uno vídeos y fotos de mi amiga sobre su viaje a los Estados Unidos, y debo reconocer que me entró un poco la nostalgia al recordar las cosas que yo también viví estando allá.

Casi media hora después llegó mi otro amigo, quien es novio de mi amiga, creo que nunca lo mencioné pero los tres nos conocemos desde el primer ciclo de universidad, a ella antes que a él porque ella estaba en mi salón y él pertenecía a otra escuela, pero nos hicimos amigos con el tiempo y pues nos solemos tratar con un cariñoso apodo de amigos: “wachiturro/a”, no pregunten!.

Después de ver un rato las fotos y algunos vídeos, él sugirió ver película de terror, pero la miedosa de mi amiga prefería ver otra cosa, al final de cuentas terminamos viendo una de suspenso llamada “Silencio” o “Hush”, título original en inglés; gracias a su cuenta en Netflix, tuvimos una gran variedad de vídeos para escoger, pero él nos recomendó esa. Debo decir que si me gustó, unas 4 estrellas bien merecidas, quizás me gustó porque a pesar de ser suspenso, nos reíamos de las tonterías que decíamos sobre los protagonistas, se sintió muy bien compartir la tarde con buenos amigos.

A veces deberíamos detener todo aquello que estamos haciendo y coger el celular, marcar a esos amigos de toda la vida o a esos amigos con los cuales te sientes muy bien y acordar para salir a tomar un café, comer unos helados, ver unas películas, etc. No debemos vivir aislados o centrados solo en nuestras cosas, es importante mantener los lazos con las personas que apreciamos y mostrar que nos interesan y que queremos que sean parte de nuestra vida y que queremos ser parte de las suyas, que aunque se terminaron las clases, no se terminó la amistad .

Si tienes alguna amigo o amigo al que no ves hace mucho, deberías llamarlo o llamarla y quedar un día para salir y recordar las cosas que hicieron antes y disfrutar de los buenos momentos que la vida aun les da, antes que sea demasiado tarde.

Volviendo a la linda tarde que terminó volviéndose noche, después de la película nos pusimos a ver una serie que siempre había visto en la televisión pero jamas me detuve a ver realmente, la serie se llama “How I met your mother”, simplemente lo pasaba y veía otra cosa, hasta que ayer, él la puso desde el primer episodio de la primera temporada y debo decir que si me agradó, espero me de el tiempo para ver tantas series y animes, exacto, animes…por supuesto que a mi también me gustan.

La mamá de mi amiga nos invitó lonche, ya era un poco tarde, pero de todas maneras nos quedamos un rato más hasta terminarlo, mientras veíamos la serie. Siendo muy tarde y recordando el tiempo que me tomaría llegar a casa, tuve que despedirme de los familiares de mi amiga y ella junto al novio, me acompañaron hasta el paradero, porque yo sola, me perdía.

Y así culminó un día agradable, en compañía de personas que quiero. Ha quedado pendiente otra salida, porque supuestamente íbamos a patinar, pero no pude llevar mis patines, así que quedan pendientes otras salidas.

0 thoughts on “Un día de Tres

  1. Siempre es bueno compartir momentos con las buenas amistades, ellos como la familia siempre llenan nuestras expectativas de pasar bien nuestras vidas.

Deja un comentario