Hoy es jueves y la verdad es que no tengo ganas de hacer nada de nada, quisiera agarrar mis cosas y salirme de la empresa y pasear por cualquier lugar que no tenga una oficina, personas de saco y corbata y un maletín, con la preocupación y estrés, tatuados en la frente.

Hoy es jueves y en lugar de estar ingresando información en el sistema, estoy aquí escribiendo en mi blog, como una manera de liberar tensión, sé que me atrasaré con la información pero lo compenso quedándome dos horas más todos los días, algo que a los empleadores no les importa mientras se termine el trabajo, pero eso si…pobre de llegar tarde, el descuento está asegurado y no lo compensan tus horas extras.

Hoy es jueves y aunque hay sol, por mi ventana se cuela el aire fresco de la mañana, probablemente porque ya estamos en marzo y entrando al otoño, aunque con todos los problemas que actualmente asechan a mi país, el clima suele ponerse muy raro.

Hoy es jueves, 10.30 12:00 del medio día , no sé a qué hora terminaré de escribir esto, ya que como dije, estoy en el trabajo y debo ser precavida, lo bueno es que la pantalla de la lap funge como espejo retrovisor.

**Actualización: vino la persona que me contrató y me mandó a otra oficina para trabajar junto a una persona que me desagrada, ¿puedo considerarlo como gajes del oficio?, en fin, aquí si es más peligroso porque se trabaja directamente con uno de los gerentes, pero por el momento no se encuentra, que alivio!.

Lo malo es que ya no hay aire fresco, solo esta el aire acondicionado, el cual si no se prende, morimos sancochadas.

Hoy es jueves y mi mañana se siente tan vacía como todas, porque debo recordar que debo venir hasta aquí para ganar dinero, porque tengo tantos deseos de viajar y por lo tanto, me volví esclava del dinero y no de mi felicidad.

Hoy es jueves, deseando que sea la hora del almuerzo porque así sentiré que falta poco para la hora de la salida y pensar en qué carro tomar para llegar rápido a casa y alistarme para el gimnasio, SÍ! voy al gym, es una forma de mantener la mente ocupada y liberar el estrés, aunque sea momentáneo.

Hoy es jueves y pensé que ayer lo era, así que entenderán lo cabizbaja que me encuentro en esto momentos, cuando pensé que hoy seria el último día de la semana y que por fin podría sentirme “libre”…libre?, ¿es que alguna vez lo fui?, quizás cuando no era consciente de nada y solo hacia las cosas por diversión.

Hoy es jueves y estoy a punto de terminar este escrito o ensayo o como deseen llamarle y siento que deprimiré a todo aquel que lo lea y sin querer mi reproductor puso “La Barca” de Luis Miguel, es que algo más deprimente que eso no hay; rayos!, no solo las estaciones de radio confabulan en tu contra (sin querer) con canciones que hacen que se te baje aun más el ánimo, ahora parece que mi reproductor también lo hace.

**Nota: No me quejo de tener un trabajo, de hecho estoy feliz de ser capaz de generarme un ingreso propio y no vivir cual parásito en mi casa, el problema es que…el trabajo que tengo, no me hace feliz.

 

 

 

 

 

Deja un comentario