Continuación del blog anterior sobre Huaraz…

El tercer día se venía lo más bravo del paseo, lo más rudo, lo que solo aguantarían verdaderos guerreros, ok ok..exagero, pero el tercer día iniciaba mi felicidad del viaje.

Día 3

El día anterior nos fuimos a dormir “temprano” porque en la agencia nos dijeron que nos recogerían al rededor de las 5 de la mañana y yo realmente soy muy perezosa, así que una ducha de agua caliente y a dormir. Mi alarma sonó a las 4 am, súper cansada me metí a la ducha y al abrir el grifo salió agua helada, lo suficiente como para hacer que de un brinco y me despierte del todo; después de esperar por mucho para que el agua salga caliente (nunca salio caliente) y viendo que el tiempo avanzaba, simplemente decidí mentalizarme en que no era agua helada, así que me metí en la bañera como toda guerrera alfa, debo decir que esa experiencia me hizo bien, no me resfrié, es más, mi cuerpo entró en calor después de tomar la ducha y mientras me cambiaba, me sentí muy fresca, aunque esto no lo recomiendo en niños, al menos a mi de niña no me agradaba el agua helada y siempre me quejaba.

Al rededor de las 5 y 30 nos fueron a recoger, ya estábamos bañados y listos, salvo por una amiga que se despertó muy tarde por haber confundido la hora de recojo. Por ser muy temprano aun todo estaba oscuro y hacía mucho frió, así que buscamos unos asientos cerca a la ventana y…nos volvimos a dormir, el carro siguió su recorrido para recoger a otros turistas. Cuando desperté eran casi las 7 am, el carro tenía buen tiempo manejando y aun estaría así por unas dos horas más.

Casi a las 8 de la mañana, el chofer se detuvo en un lugar para poder tomar el desayuno, yo habia estado comiendo algunas bolitas de kiwicha para bajar el hambre; decidimos desayunar algo sencillo y que no caiga tan pesado, así que pedimos mate de coca y un pan con queso, mi hermana y un amigo pidieron café y tamal, una vez terminado el desayuno nos dirigimos al bus para continuar con el viaje.

dia3-huaraz
Quebrada Llanganuco

En todo el viaje que duró casi 4 horas, pasamos por distintos pueblos del Callejon de Huaylas, luego fuimos por Yungay par salir hacia el parque Nacional del Huascarán y pasar por la Quebrada Llanganuco y posteriormente se llega a Yuraccorral, si es que no me equivoco, y a partir de ahí comienza el ascenso hacia la Laguna 69, sí, hacia ese lugar nos dirigimos, es que no es posible estar en Huaraz y no hacer trekking hacia la laguna, simplemente no se puede.

dia31-huaraz

La subida puede ser entre 3 y 4 horas, todo depende de tu ritmo y de tus ganas y lo más importante, que no te afecte el caminar por varias horas por un camino empedrado, con rocas, con lodo, aguantando la lluvia, el viento, el sol, la lluvia, el sol y así sucesivamente, por ratos veras neblina, por otros ratos veras un arco iris, es realmente hermoso como cambia el clima en unos pasitos.

dia32-huaraz

No te voy a mentir, te vas a cansar, sobretodo si eres como yo, una persona que no hace mucho ejercicio o va de vez en cuando al gimnasio; el ascenso es de casi 7 km y la laguna está a una altitud de 4600 msnm, pero es divertido, de alguna manera te podrás medir en resistencia con otras personas, porque lo que al principio comienza como una camina casi en linea recta, uno detrás de otro o con tu grupo de amigos, después de una hora comienzas a notar una gran separación de personas, se comienzan a formar “grupos”,

dia38-huarazal que veías adelante ahora lo ves detenido sentado o apoyado en alguna roca, descansando y cuando comienza a andar, te das cuenta que ahora está detrás tuyo. Pero no todos estaban en regulares condiciones, habían otros turistas muy bien preparados, que incluso subían con tremendas mochilas, creo que sus intenciones eran  acampar en dicho lugar, incluso algunos tenían sus palos de montañismo.

Mis amigos y yo, un grupo de 5 persona, 4 mujeres y un hombre, al principio estábamos juntos, pero luego nos terminamos separando en dos grupos, uno de tres y el otro de 2 y posteriormente terminamos siendo 3 grupitos, una de mis amigas llegó media hora antes que mi hermana y yo, y mis otros dos amigos al final, solo pudieron llegar hasta la laguna 68, la cual está a casi 1 hora y media más o menos antes de llegar a la laguna, todo depende de tu ritmo.

dia35-huaraz
Laguna 68

Después de casi 4 horas de estar caminando, de haber estado dudando un poco, de darme cuenta que quizás sea oportunidad única de pisar Huaraz y/o de ir a la laguna, llegué! (aplausos), por fin llegué y aunque estaba nevando un poco, el simple hecho de llegar al lugar que me prepuse, el sentir que estaba cumpliendo con uno de mis objetivos trazados, me llenó de mucha satisfacción y alegría, no era que vaya a estar al borde de las lágrimas, pero realmente me sentí muy complacida, a pesar del frío.

dia37-huaraz
Mi hermana, posando y descansando

Algo que me agradó mucho fue la solidaridad que algunos turistas mostraban, cuando ya veían que estabas “cerca”, por decir unos 15 o 20 minutos, los que ya estaban de regreso se atrevían a dar palabras de aliento, te decían: “no te detengas”, “te falta poco, vale la pena”, “sigue..estas a 5 minutos”, claro que muchas veces no era 5 minutos y eran 15 o 20. Pero me agradó ese gesto de solidaridad que tenían para ayudar a las personas y que no se den por vencidas.

dia36-huaraz

Después de hacer unas cuantas fotos, ahora se venía el descenso, si la subida era difícil, la bajada lo era aun más, al menos para mí, debido a todas las rocas y el lodo, pero al menos esta vez era más rápido, solo había que tener cuidado al momento de pisar para no terminar resbalándose o doblándose el pie, casi me pasa en tres oportunidades. Y como algunos turistas, personas extrañas y ajenas a mi entorno fueron amables con sus palabras, quise hacer lo mismo con los que en ese momento se encontraban subiendo y les daba palabras de aliento y así hacían varios.

No pensé hacer este blog tan largo, pero el siguiente será más corto.

 

5 thoughts on “Viaje a Huaraz – día 3

  1. Que lugar tan maravilloso por Dios, lástima que me perdí la primera parte de esta historia, me imagíno que aventura tan linda, te felicito! Viajar es algo tan hermoso que no tiene comparación para mí, me siento muy identificada con tu historia ya que me estoy preparando físicamente para escalar un cerro acá en mi país que se llama el Cerro Chirripó ubicado en la cordillera de Talamanca, es el pico más alto de toda Costa Rica y para ascender hay que caminar unos 70 kilómetros más o menos hasta llegar a una altitud de 3820 metros. Es uno de los puntos de mi “bucket list” espero poder lograrlo, saludos!

  2. La verdad es que nunca había oído hablar de Huarez pero después de leerte y ver los increíbles lugares que tiene está en mi lista de pendientes 😉 En especial la llanura de Yanganuco me parece espectacular!!!!

  3. Que sitios tan bonitos y que fotos tan estupendas. La verdad es que no había oído hablar de Huaraz pero me ha encantado descubrirlo a través de tu blog. Me encanta viajar y me lo apunto porque es una aventura magnifica poder caminar y descubrir todos esos paisajes. Me ha gustado mucho. Un saludo.

  4. ¡Qué sitio tan bonito! Ojalá hayas disfrutado mucho del viaje, que viendo esos paisajes tan hermosos y tus fotos, estoy segura de que así fue. Sobre todo me ha gustado la lagunita, ¡menudo contraste de color! Todo grises y de repente el agua tan azul y cristalina ♥

    Un beso,
    Fanny.

Deja un comentario