Entonces… después de la subida y bajada de la Laguna 69, terminamos muertos ya que no estamos acostumbrados a esas caminatas, no es parte de nuestra rutina, somos citadinos, acostumbrados a tomar el metropolitano para movernos de una manera “más rápida” por algunas partes de la ciudad.

huaraz-dia46Al llegar teníamos que hacer muchas cosas ya que el día siguiente (domingo) era el último y también se terminaba nuestra reserva en el hotel, así que todo debía estar ordenado; compramos algunos recuerdos en la feria que está por la plaza, algunas otras cosas para consumir y debido al frío tuve que comprar unas medias largas y unos guantes extras.

 

Para comer decidimos ir a un pequeño restaurante donde hacían unas pizzas “artesanales”, era algo que extrañábamos, y la verdad es que a mi no me gustó mucho, pero para el hambre estaba bien.

 

Día 4

Nos levantamos temprano, como a las 7 am, esta vez teníamos más tiempo ya que el nuevo destino era más “fácil”, aunque era de más altura, más de 5000 msnm, pero el camino era mucho más corto.

huaraz-dia42Después de desayunar en el mercado estábamos listos para la aventura; antes de llegar al Nevado Pastoruri nos detuvimos en los Humedales de Pumapampa, allí hay una especie de brote de agua gasificada, muy helada, también veras todo un bosque de Puyas Raimondi, la plata andina-tropical más alta del mundo.

huaraz-dia41

**A lo largo del camino se puede observar gran cantidad de ichu, que sirve de alimento para algunos animales de la zona, como las vicuñas.

Por fin llegamos a lo que sería el inicio del ascenso hacia el nevado, hacía mucho frío y corría bastante aire helado, por ratos nevaba un poco o llovía, pero de todas maneras todo me parecía genial.

huaraz-dia43

huaraz-dia44

La caminata cansaba, así que cada tramo ameritaba un pequeño descanso. Pero si no deseabas caminar, más aún si estabas con niños pequeños, tenías la opción de andar a caballo, pero solo te deja hasta cierto punto y luego debes seguir a pie, pero no es mucho.

huaraz-dia4

Llegar a al Nevado y ver la laguna, el glaciar, realmente es muy lindo, más allá de las fotos que te puedas hacer o de de las filmaciones, el hecho de sentir la frescura  y lo helado del lugar, al punto de que te duelan las manos, para mi es genial; probablemente me agrada porque no estoy acostumbrada a la nieve, en mi ciudad el invierno baja hasta los 13°C o 10°C y nos vestimos como esquimal, quizás tengo mi manera especial de disfrutar de lo que puedo ver, de sentir que cumplí algo…el descubrir lo maravillo que es mi país, pero que lamentablemente no cuidamos, porque déjame contarte que el nevado va perdiendo su fuerza, los humanos nos estamos encargando de destruirlo, el glaciar ha ido retrocediendo varios metros con el paso de los años y probablemente en tan solo 50 años, esto solo se convierta en un bonito recuerdo.

 

huaraz-dia45

huaraz-dia47

 

 

Deja un comentario