Tú muy feliz porque ya tienes trabajo y ya no eres un gasto en tu casa que solo transforma oxigeno en dióxido, simplemente aceptas, el sueldo también te parece razonable y como te han mencionado tus derechos, pues…normal contigo, !ya no ya!.