Sí, a veces es algo difícil de decir o preguntar: ¿Y si mejor terminamos?…(¿Y si mejor te mueres?), no es fácil de asimilar esas palabras y menos que tu cerebro se encienda y comience a procesar la nueva información que está recibiendo, más aun si no tenías algún indicio de que esto pasaría o en todo caso, nunca tuviste claro que te cortarían en cualquier momento.

Las relaciones no son difíciles, pero tampoco fáciles; es algo en lo cual se debe trabajar constantemente, porque al ser dos personas las que deciden estar juntas por voluntad propia y quieren ser exclusivos el uno con el otro, pues debemos tomar en cuenta que son dos tipos de formaciones y costumbres las que se están juntando para generar una nueva (no me refiero al matrimonio, todavía).

Entonces en una relación se busca un equilibrio y una equidad, aunque a veces eso no pasa, siempre habrá uno que sea un poco más dominante que la otra persona y a veces impondrá incluso sus propios gustos o deseos sobre la otra persona, más aun si una de ellas está más enamorado o es primerizo, terminará por ponerse en un segundo lugar (hasta que abra los ojos por completo).

El tiempo pasa y las relación se hace más sólida, sellan su amor de distintas formas, las familias son presentadas y ahora los fines de semana la pasas en su casa o tu pareja la pasa en tu casa, algo más cómodo y claro está, menos gasto; pueden ver película, comer algún bocadillo, conversar, nada más…a menos que tenga la casa sola y sean adultos responsables y limpien la casa (si claro, ni en películas de ciencia ficción pasa esto).

Pero como el tiempo pasa y se van conociendo más, van conociendo aspectos que al principio no veían o pasaban por alto, ya sabes..por estar enamorado/a, pero ahora te das cuenta que hay ciertas cosas que simplemente no te gustan y quizás ya no eres tan tolerante/permisivo como antes y pues se generan las primeras discusiones, nada feo, algo tranquilo…caritas de enfado y sentirse muy triste, pero a las horas o minutos, se les pasa y nuevamente son felices… hasta la siguiente pelea. Pero luego ves que las peleas cada vez son más frecuentes y a veces por las razones más estúpidas, que si quizás en un principio les hubiera causado gracia, pues ahora se perdió el chiste y el tardarse en reconciliar pasa de minutos a días o semanas.

figura1

Vas viendo poco a poco como todo se vuelve rutina, ya no esperas sus llamadas nocturnas o sus mensajes de “buenas noches”, si te los da, bien y si se olvida, mucho mejor. Cuando quieres salir con tus amigos, ya ni le quieres decir porque sabes que se va a colar y encima, estará molesto/a; te hace pleito si le comentas que te duele algo, si quieres hacer algo o si simplemente no quieres hacer nada, te busca la pelea por todo, pero al final te dice que cambiará, pero en cuanto tenga la oportunidad, te dirá que has cambiado, que ya no eres la misma persona de antes, prácticamente intentará hacerte sentir culpable.

Y si antes pasaba que te ponías a llorar y ni bien después de cada pelea, estabas rogando que conteste el teléfono, ahora después de cada pelea simplemente te da igual y esperas o mejor dicho, no esperas nada, si se arreglan las cosas bien, y si no, pues no pasa nada tampoco.

figura9

Pero un día, un buen día te encuentras solo o sola en tu casa y te pones a hacer un balance de la situación, comienzas a recordar todas las cosas buenas, las historias, las risas, los llantos de alegría, todo lo bueno, pero también las cosas malas, las lagrimas de tristezas, las frustraciones, los miedos, las decepciones y termina pesando esto último, si antes veías un futuro con dicha persona, ahora simplemente estas viendo como terminar la relación sin convertirte en villano. Así que planeas que día, hora y lugar será el más adecuado para terminar, claro que no hay ningún lugar especial para esas cosas, y cuando sientes que hoy se lo puedes decir, te enteras que tiene un familiar muy querido que está muy enfermo…no vas a terminarle en un momento así, ¿no?, ¿qué clase de persona serías si lo abandonas en un momento muy triste?, pero… la vida no es así, no puedes ponerte en un segundo plano, esperar a que dicho familiar se recupere y ¿si no se recupera?, ¿si lamentablemente fallece?, ¿también vas a esperar a que pase el duelo para que por fin puedas decir lo que querías decir hace mucho?.

entrevistaimag

No, lo mejor es ser honestos y decir las cosas cuanto antes, probablemente la otra persona no se lo espere, a pesar de las constantes peleas, sobretodo porque ya habían hecho de estas mismas, de las rupturas y reconciliaciones un modo de vida -nada sano- y creyó que sería una ruptura más y por eso cuando le dices para terminar definitivamente, no te vaya a creer y salga corriendo, esperando que tus palabras no lo toquen, tratando de escapar de la realidad que escuchan sus oídos, pero sabe que tendrá que detenerse en un punto y regresar para hacer cara a las palabras que ha escuchado.

iamgenborrar“Debemos terminar”, rebotará en su cabeza como eco y no lo creerá, te dirá muchas cosas para ver si lo pueden solucionar, pero tú sabes que ya no tiene solución, que si antes pensaste en algún matrimonio, hoy solo quieres estar en paz y sin peleas, quieres seguir con tu ritmo de vida, salir a donde se te antoje, disfrutar de tus domingos. Y pides que por favor ya no te marque, no te escriba, no le diga a algún familiar suyo que interceda y les haga un milagro, no quieres nada, porque es mejor para ambos.

Al principio será extraño, volverás a recordar todo, comenzarás a pensar si fue una buena idea el terminar, si dieron lo mejor de sí para arreglar las cosas y te sorprenderá el darte cuenta cómo pasaste de estar muy ilusionada o ilusionado a no sentir nada por esa persona.

Desde la ultima vez que se despidieron con un abrazo o apretón de manos, no has vuelto a saber de dicha persona y te sientes mejor…. la vida continua, ya encontrarás alguien con quien puedas compartir muchas cosas y de quien también aprenderás otras, ya te queda como lección para el futuro de cómo quieres que vaya la relación.

figura20

pensamientos de 10 \"Debemos terminar\"

  1. Esto suele suceder en muchas relaciones de parejas, uno siempre busca la felicidad pero siempre hay factores que alteran la relación y conlleva a terminar dicha relación ,como también hay otras que tienen un buen final amoroso. Muy apreciable la lectura.

  2. Tan cierto todo esto, pienso que no se debe estar con alguien a medias, no es justo para ninguno de los dos. Lo difícil es aceptar la realidad y enfrentar la situación, ya que después de tantos años de relación no es fácil decir adiós y darle un giro así a nuestra vida, pero debemos pensar que todo cambio siempre es para bien y que después de todo vendrán cosas positivas. Saludos!

  3. Sí una relación no va bien, lo mejor es terminar y no engañarse ni hacer daño al otro, ser honestos es muy importante.

  4. Todas las rupturas son amargas, sea o no de mutuo acuerdo. Requerimos de un duelo para asimilarlo, el duelo será diferente en cada uno de nosotros.

  5. ¡Hola!

    Qué tema tan profundo el que nos muestras, para un lunes como el de hoy. A menudo no acostumbro a plantearme cuestiones como estas, pero la verdad que de vez en cuando no está mal platearse ciertos temas y pensar un poquito. Considero que si una relación no va bien o está a medias, es mejor cortar por lo sano y no seguir haciéndose daño mutuamente. Es un paso complicado pero necesario.

    Saludos

  6. Hola!
    Está claro que el momento del “Debemos terminar” es duro, tanto para el que lo recibe como para el que lo da, doy fe porque fue mi caso recientemente
    Pero si deben terminar es porque es lo que tiene que pasar, estoy totalmente de acuerdo. No es tu persona y no pasa nada, no estamos obligados a estar con nadie, a dejarnos la piel porque algo funcione, a veces no funciona y no es culpa de nadie. Simplemente no es con quien debes estar y es mejor guardar tus energías para otras cosas que si que tienen posibilidades
    Un besazo

  7. En las relaciones que no llegan a buen puerto, lo mejor es dejarlo cuanto antes. Las veces que he tenido que dejar una relación, después de hacerlo he desaparecido. Así se evitan llamadas o mensajes incómodos. En ese aspecto soy muy fría, y si algo no me cuadra, prefiero dejarlo lo antes posible. ¡Un beso!

Deja un comentario