Familia 303

compañeros y amigos

En el 2017, a principios de año aproximadamente, me reuní con mis ex compañeros y amigos de la universidad, debo decir que yo no suelo ir a las reuniones o cuando arman grupos para ir a la playa porque no suelo animarme tan fácilmente, pero esta vez y ya habiendo dejado la universidad hace 2 años (ay como duele!) y después de haberme salido de los grupos de whatsapp, una amiga me mencionó sobre un grupo que estaba armándose para ir a jugar paintball, así que esta vez y sin preguntar “¿quienes irían?”, típica pregunta que solía hacer para descartar de una vez la invitación, simplemente me animé a ir, me agregaron al grupo y después de tanta chacota y bromas, pusimos fecha y lugar para el encuentro, un pequeño problema que tuvimos fue en la elección del lugar, debido a que habían algunos miembros nada “serios”, razones por las cuales rechazo invitaciones, el lugar fijado inicialmente se tuvo que cambiar.

Aunque el lugar prometía por el tamaño, no lo era necesariamente por la limpieza (no había ni agua…eso lo dice todo) y menos en el orden, ni más vuelvo!. Pero después de casi una hora de tardanza por pacompañeros paintballrte de algunos de nuestros compañeros, por fin pudimos empezar a jugar, pasamos un lindo momento disparándonos y manchándonos con pintura, por ahí unos cuantos golpes por los disparos, pero eran soportables. Al salir no estábamos seguros a dónde ir a comer, tantas opciones en la calle y nosotros tan indecisos como siempre.

Hasta que alguien se animó para ir a “La Choza Náutica”, ya había escuchado de dicho lugar, pero nunca había ido, así que tomamos un colectivo para trasladar a 10 o 12 personas y nos dirigimos a dicho restaurante.

choza náutica- compañeros El ambiente era agradable, tocaban música criolla en vivo; cada uno pidió un plato diferente, por cierto, los platos fuertes de dicho restaurante son la comida marina, pero también sirven carnes, pollo, pastas…pero sería el colmo ir a un restaurante así para comer algo muy común y que lo encuentras en cualquier otro lugar.

compañeros -choza nautica
“Choritos a la Chalaca”

Yo me pedí el típico cebiche, realmente me gustó, no suelo comer tan a menudo pescado y menos cuando hacen cebiche, otros amigos pidieron arroz con mariscos, jalea, causa de pescado, entre otras cosas; de alguna manera nos dividimos en dos grupo de aproximadamente 6 personas, así que de entrada una amiga sugirió probar “Choritos a la Chalaca”, estaba muy bueno, no recuerdo que pidió el otro grupo.

Como sugerencia de la persona que nos atendía probamos una bebida llamada “chicha de su madre”

compañeros- bebidas
Chicha de sus Mares

y cómo no!, y no podía faltar nuestra bebida bandera, el Pisco, aunque nosotros lo tomamos como Pisco Sour, realmente muy bueno, si aun no lo han probado, deberían! y no se dejen engañar por malas imitaciones que hacen en otros países.

Al finalizar algunos compañeros pidieron algunas cervezas, mientras también organizaban salidas a otros lugares; una amiga que no pudo venir con nosotros por motivos de trabajo me escribió por whatsapp para ir al cine con el grupo de siempre de la universidad, así que una vez finalizado el almuerzo de “mini-reencuentro”, un pequeño grupo de 4 personas nos fuimos al encuentro de dicha amiga y su novio, quien en ese entonces era parte del grupo.

compañeros - cinemark

Esperamos una hora para ver “Alien Covenant” de Ridley Scott, estuvo interesante, aunque no vi la primera parte (Prometheus), pero se dejaba entender, el final no me gustó para nada; ambas películas son una precuela de “Alien”; el día finalizaba aproximadamente las 9 de la noche, muy temprano no?, pero dado que muchos estábamos despiertos desde muy temprano para poder ir al campo de Paintball, y con la energía gastada, estábamos algo cansados, sin considerar que mis amigos viven muy dejos de donde yo vivo, así que llegó la hora de despedirse.

compañeros - Alien Covenant

Creo que había pasado casi medio año desde la última vez que nos vimos y yo no soy de salir mucho, así que esta pequeña reu con mis amigos y compañeros fue muy productiva, tanto así que para fin de mes viajamos a otra ciudad, por San Pedro y San Pablo, realmente estaba muy emocionada por el viaje, aunque el grupo fue más reducido, pero fue más provechoso.

 

Mi viaje a Huaraz

Conociendo la Laguna 69 en Huaraz

Facebook Comments

3 thoughts on “Familia 303

A %d blogueros les gusta esto: