En la mañana estaba revisando mi Twitter y me llamó la atención uno de los tantos Tweets que aparecen en mi linea de tiempo, este decía: “El amor duele” y me acordé del actor Liam Neeson, quien en el 2009 perdió a su esposa, Natasha Richardson, tras una caída mientras recibía clases de esquí. Liam escribió una carta para ella donde muestra lo que el amor significa para él y lo que seguramente significa para muchas personas; esto es lo que escribió en su carta:

“Todo el mundo dice que el amor duele, pero eso no es verdad. La soledad duele. El rechazo duele. Perder a alguien duele. La envidia duele. Todo el mundo se pone estas cosas confundido con el amor, pero en realidad el amor es la única cosa en este mundo que cubre todo el dolor y hace sentir a alguien maravilloso otra vez. El amor es la única cosa en este mundo que no duele.” 

Para mí es completamente cierto, el amor no duele, duele todo lo demás que no es amor, duele ser rechazado e ignorado, duele ser olvidado, duele no ser correspondido, duele ver a esa persona que amas con alguien más (o simplemente no ver nunca más a esa persona que amas), pero no es el amor lo que te está doliendo, son todos los sentimientos que te alejan del amor. En estos tiempos modernos se habla de la “friendzone”, es decir, de aquellos amigos que solo se quedan como amigos y que nunca serán el motivo por el cual la otra persona suspira, y a raíz de esto a veces suceden discusiones tontas, culpando más a un genero de dejar a las personas que “valen la pena” en dicha zona para meterse con alguien que “no vale la pena”.

Pero volviendo al tema de “El Amor Duele”, creo que las personas tienen la mala costumbre de confundirlo siempre con la decepción, creen que aquella persona que tanto idealizaron y que les falló era la única persona en el mundo capaz de entenderlos, comprenderlos y amarlos, creían que esa persona única era “LA PERSONA”, porque sentían que nunca antes habían conectado con alguien más de la manera que conectaron con esa persona, se sentían valorados y motivados, en sus mentes ya se dibujaba todo el concepto de final feliz, y creían que nada malo pasaría, verdad?.

Pero…

Pero de pronto ves que las cosas cambian, ves que esa persona ya no es la misma, ya no le pone ganas, sientes en tu vida amorosa una rutina en decadencia, sientes que la comprensión y tolerancia se van, sientes que el amor decrece, sientes que las palabras tienen un tono seco y tajante, las risas no tienen las melodías de antes y las miradas son indiferentes; comienzas a preguntarte qué les esta pasando, comienzas a sentir una angustia en el pecho, una sensación rara, un sabor amargo en la boca y cuando menos te lo imaginas, esa persona que tú creías que era la única en el mundo, te deja y decide seguir con su vida sin ti, sientes un vacío, porque al irse no solo se fue con sus cosas, se fue con un pedazo de tu corazón, fue algo que no habías previsto antes pues tú estabas tan enamorada/o y pensabas que esa persona también lo estaba y que durarían para toda la eternidad, así que pensaste que no era necesario ponerle una protección a tu corazón porque esa persona lo protegería por ti, pero te equivocaste y no por tonta, sino por enamorada/o.imagen1

Te vuelves una persona fría y piensas que todos son iguales, que no vale la pena amar porque luego te decepcionan, te lastiman, te rompen el corazón, te dejan en visto, te bloquean, etc. Pero no fue el amor lo que provocaron esas lagrimas y pensamientos amargos, fue la ausencia de el, fue el no tener a esa persona que idealizaste, y una vez que asimilas que las cosas no son ni serán como antes y que no van a regresar, decides no volver a enamorarte porque solo así estarás a salvo, pero nuevamente te equivocas, porque pones en el mismo papel a todas las personas y te niegas a intentar encontrar el amor que con alguien más, por temor a las lagrimas dejas pasar la oportunidad de tener sonrisas.

No tengas miedo de enamorarte, a todos nos va a pasar alguna vez, terminaremos con el corazón roto o nosotros romperemos el corazón de alguien; la vida es un ciclo, una vez estas bien y otra vez estas mal… pero todo eso siempre pasará, no puedes quedarte con las cosas malas de la vida porque te perderás de las buenas, es como andar por la vida mirando la pantalla del celular y perderte de toda la realidad y luego te quejas de que no hay nada bueno. Si te enamoras, hazlo con el corazón, enséñale a la otra persona lo que es amar y si las cosas no resultan, pues en tu consciencia quedará que tu fuiste capaz de darlo todo hasta el ultimo momento de tu relación, que fue la otra persona quien no quiso seguir y que nadie lo/a echó. Pero no te niegues a las oportunidades que se te presentan en la vida.

Si estas pasando por un momento así, seca tus lágrimas, respira profundo y cierra de una vez ese capítulo de tu vida, porque alguien mejor te espera a la vuelta de la esquina.

 

 

 

Comentários no Facebook